Ruta Modernista

Casa Guardiet
a partir de
10.00 €
Descubre la Vilafranca Modernista y su transformación de puebla a pequeña ciudad.
Ruta Modernista

La ruta urbana empieza en un edificio bien conocido
de la villa: el Ayuntamiento, original del siglo XIV. El patio interior se basa
en la recuperación de modelos medievales que tanto inspiraban a los arquitectos
modernistas y en la fachada un contraste brutal, el modernismo más formal y
académico con elementos como guirnaldas vegetales y moldes en las ventanas.

Les lámparas de la calle de Sta. María
nos muestran como los modernistas elevan el trabajo en forja y vidrio a la
categoría de obra de arte.

Durante la ruta también entraremos en el
lugar más oculto de la Basílica de Santa María, la cripta, presidida por la
genial escultura de Llimona. La obra invita a sentarse y contemplarla
detenidamente. Se puede percibir la sensibilidad y la visión artística inconfundible
de uno de los grandes escultores catalanes de todos los tiempos.

La ruta continúa por la calle Clascar descubriendo
edificios singulares dentro del repertorio del modernismo catalán. La fuerza
del vino también impregna el modernismo del Penedès, y podrán comprobar como
las viviendas de los elaboradores y comerciantes de vino se fusionan con los
almacenes y las bodegas.  

En la calle Cort, merece la pena prestar
atención a la espectacular tribuna de la Casa Guardiet, obra de Eugeni Campllong,
al que le gustaba resaltar los volúmenes y los relieves de las fachadas. Los
esgrafiados de la parte superior de la casa son únicos en Vilafranca.

Cuando nos acercamos al final de la ruta, el
protagonismo es para la obra de otro gran autor modernista del Penedès,
Santiago Güell. Las Casas Guash, Fortuny y Miró están “vestidas” con lo que nos
recuerda una piel animal. Güell utilizaba un recurso con el fin de dar la sensación
de estructura con vida de las fachadas. Es difícil de explicar sin tenerla delante.
Animaros a venir a la visita!

Tendremos la gran suerte también de poder visitar
el interior de la casa Miró, en esta parte final de la ruta. Una explosión de
colores, formas, mármoles, forja, cerámica, pinturas, ... saturan la vista en cada
una de las salas que se pueden visitar.

Al final, los visitantes
acostumbran a llegar a la conclusión de que el modernismo es más que Gaudí y
Barcelona. El visitante acaba descubriendo que la huella modernista en Vilafranca
es mucho más evidente y original de lo había imaginado antes de empezar esta
ruta.

Lugar: 
Vilafranca del Penedès
Capacidad mínima: 
1
Tipo: Ruta guiadaVisita guiadaA pie
Información adicional


Visitas:

Domingo, 2 de abril de 2017
Domingo, 7 de mayo de 2017
Domingo, 4 de junio de 2017
Domingo, 2 de julio de 2017
Domingo, 1 de octubre de 2017
Domingo, 5 de noviembre de 2017

Horario:
10.30 h.